yellow

Deportes

Casillas: "La primera final de la Champions es en Múnich"

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 17:57
"Pinta bien, pero cuanto más arriba estás, la hostia es más grande. Hay que seguir por esta línea. Queremos encaminar esta temporada a algo increíble".
Categories: Deportes, Sólo Futbol

El Madrid vuelve a naufragar

Titulares de Deportes de El País - Wed, 2014-04-23 17:52

Definitivamente, al Madrid se le ha complicado esta eliminatoria. En un partido que no hizo honor a la idea primigenia de este juego, la de buscar la canasta, sino que se convirtió en una lucha cuerpo a cuerpo defensiva, el Olympiacos volvió a imponerse a un Madrid más pálido incluso que el del lunes. Si en el tercer partido naufragó el juego interior, en el cuarto acto todos los jugadores menos Rudy mostraron una versión menor. Y así es difícil ganar en Atenas. El mando de cómo y a qué ritmo se jugaba corrió siempre a cargo de los griegos, privándole en todo momento al Madrid de coger vuelo. En un partido trabado, espeso y duro como el pedernal, los madridistas no se encontraron nunca cómodos, sufrieron sequías que duraron largos minutos y terminaron deshilachados, asumiendo resignados que su objetivo de no tener que volver a Madrid había fracasado.

Resulta difícil saber jugar a todo. El Madrid parecía ser capaz pues, en su tremenda racha de victorias de esta temporada, ha ganado partidos de todos los colores. Pero no es un secreto que hay cosas que digieren peor que otras. Nadie mejor que Olympiacos y un par de partidos en Grecia para demostrarlo. Por encima de otros valores, el campeón de Europa ha logrado por dos veces consecutivas llevar la voz cantante en cuanto al estilo de juego. Dureza máxima permitida por los clásicos arbitrajes tolerantes que se estilan en la Euroliga, ningún pudor en cometer falta tras falta si con eso se evitaban canastas y por supuesto, de correr, lo justo y necesario. En este escenario al Madrid le cuesta mucho aprovechar sus virtudes, que tienen que ver mucho con la velocidad. Si a esto añadimos que su juego interior ha salido señalado y que Sergio Rodríguez, salvador tantas veces, jugó probablemente su partido más gris de la temporada, el resultado no podía ser otro que 40 minutos extra para resolver la eliminatoria.

De entrada y como mandan las leyes de una serie de playoff, el Madrid se aplicó de inicio en los asuntos más importantes por donde se le fue el tercer partido. La vigilancia de Dunston fue mucho más efectiva, al menos hasta el último cuarto, y se intentó involucrar en la producción a Bourousis y Mirotic, improductivos en el tercer partido. Darden volvió a controlar bien a Spanoulis y así evitó ir a remolque desde el principio (15-16, al final del primer cuarto). Las rotaciones comenzaron, terreno donde los blancos suelen sacar ventaja, pero esta vez se encontraron con que los hombres de refresco del Olympiacos como Printezis y Papapetrou aportaron más y sobre todo defendieron mejor. Al Madrid se le apagaron las luces hasta el punto de errar sus primeros 11 lanzamientos en el segundo cuarto. Aunque los griegos tampoco eran un dechado de puntería, tamaña serie de fallos finalmente tuvieron su reflejo en el marcador (32-21). El Madrid se recompuso con los únicos dos minutos donde Olympiacos no pudo evitar una subida de revoluciones y el partido entró en una fase donde las canastas se cantaban como goles. El intercambio de golpes era constante, los errores se sucedían y los tiros libres eran lo único que daba trabajo al encargado del marcador. Un triple de Rudy, quien si no, dejó las cosas como al principio (47-47, minuto 29).

El partido estaba igualado, pero las sensaciones que transmitía el Madrid no eran tan esperanzadoras. Sergio Rodríguez, uno de los termómetros más importantes del equipo lo intentaba pero casi todas sus acciones estaban fuera de punto, Bourousis no era el del lunes, pero tampoco estaba fino, y lo mismo se puede decir de Mirotic o Llull. Laso lo intentó con Carroll, pero no se le puede pedir mucho todavía después de tanta inactividad. Se abusaba del triple, no se aprovechaban los emparejamientos con ventaja física o de movilidad y las veces que el balón llegaba dentro, no solía tener final feliz. Otro apagón ofensivo y la aparición en escena de Dunston, fue el principio del fin (60-51, a falta de cinco minutos). Esta vez no hubo tiros libres a los que echarles la culpa, sino que la mayor agresividad y acierto del Olympiacos le dio la victoria.

Mañana en Madrid la serie a cinco se convierte en una final. El Madrid primero debe recuperar la compostura y confianza perdidas (es la primera vez que pierde dos partidos seguidos) y después, al amparo de su público, dejar de ir detrás del Olympiacos y mandar en el campo. Su margen de error ha sido cubierto y, aunque sale magullado, sigue teniendo el viento de cara. Se lo ganó en 14 partidos y no debería perderlo en uno.

Categories: Deportes

Cristiano: "Algunas personas no querían que jugase hoy"

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 17:28
"Tenía confianza pero algunas personas no querían que jugase. Otras sí. Me sentí perfecto y en los próximos partidos estaré bien".
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Gol de oro a la Bestia Negra

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 17:26
Un tanto de Benzema deja al equipo blanco en ventaja para la vuelta. El equipo de Guardiola tuvo la posesión, pero no las mejores ocasiones. Casillas, de nuevo providencial.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Pepe y Ramos hacen posible el plan

Titulares de Deportes de El País - Wed, 2014-04-23 17:19

La charla de Carlo Ancelotti antes del partido concentró un mensaje esencial, telúrico, propio de su condición de provinciano. Porque, como decía su maestro, Arrigo Sacchi, se trata de una idea instalada en la conciencia del campesinado italiano desde la Edad Media. El entrenador del Madrid les dijo a sus jugadores que lo primero era defender todos juntos a la espera de una oportunidad y que, si esa oportunidad no llegaba en Chamartín, ya llegaría en Múnich, o nunca, pero que lo importante era prolongar la esperanza en la eliminatoria. Había que resistir como aquellos aldeanos sometidos por el bárbaro. Había que aguantar. Había que sobrevivir como fuese, aunque fuera a base de pan duro y lentejas.

Defender, defender, defender. Eso hizo el Madrid ante las cascadas del Bayern, que avanzó desde fuera con Robben y Ribéry, por todas partes con Alaba, por el medio con Mandzukic, y desde la segunda línea con los alemanes, con Lahm, Schweinsteiger y Kroos. Una multitud invadió las praderas del Madrid, que se atrincheró alrededor de su área, donde destacaron los centrales. Los verdaderos héroes de esta estrategia. Pepe y Ramos hicieron las labores oscuras y silenciosas. Pusieron el cuerpo, metieron las piernas, los brazos, saltaron, cortaron, despejaron. Sin ellos el plan habría fracasado. Estuvieron espléndidos, rápidos, astutos para anticiparse. Dice Ancelotti que desde hace un par de meses le han quitado las dudas: ya sabe que Pepe y Ramos son los mejores centrales del mundo. En este momento no hay otros dos más en forma. Son la clase de pilares que sirven de apoyo a los equipos campeones.

El Madrid no salió apenas de su campo y tuvo el 27% de la posesión durante el primer tiempo de partido. No fue una estadística gloriosa cuando se trata del club que más dinero ha invertido en fichajes en la última década, con más de 1.000 millones de euros. Una cantidad inaudita en la historia de la industria del deporte. Difícil de justificar solo con títulos, y tampoco los títulos han abundado últimamente.

El presidente, Florentino Pérez, dice que su proyecto busca la belleza. Eso le pidió a Ancelotti cuando lo contrató y el entrenador se comprometió en su presentación a promover un fútbol “espectacular”. Estas aspiraciones, sin embargo, chocaron con la práctica. El entrenador lo argumenta con razones técnicas: los elementos más competitivos de la plantilla son aquellos que se expresan mejor contragolpeando, tal vez porque durante tres años Mourinho trabajó y contrató para hacer ese fútbol. De modo que el Madrid contragolpea. Le ganó la Copa al Barça contragolpeando y también contragolpeó al Bayern.

Antes de contragolpear, sin embargo, es necesario defender. El Madrid, en este punto, tampoco goza de abundantes especialistas. Modric es mediapunta, Di María es extremo, Carvajal y Coentrão se manejan mejor cuando tienen el balón que sin él, y los delanteros ayudan lo mínimo imprescindible, y a veces tampoco eso. La contradicción parecía diabólica pero Ancelotti le encontró un remedio: Xabi Alonso cuida que todos estén en su sitio y Ramos y Pepe levantan la empalizada. Eso hicieron contra el Bayern, que no encontró el modo de filtrar pases interiores y acabó casi todas las jugadas centrando balones a la olla. Ahí destacaron Pepe y Ramos. Sobre todo Pepe, que en el apartado de los despejes de cabeza acabó llevándose la mayoría de duelos. En la primera mitad el equipo alemán disparó nueve veces a puerta contra seis del Madrid. Pero fueron tiros filtrados, sin precisión, rebotados muchas veces en las piernas de los defensas locales.

Mandzukic, el destinatario principal de los centros, fue reducido a la impotencia. Otra buena intuición de Ancelotti, que bromeó estos días sobre el delantero centro croata. El entrenador dijo que se trataba de un excelente punta pero que, en el sistema de Guardiola, se encontraba despistado. Al hilo de esta observación añadió que Mandzukic, si jugaba, se convertiría en el tercer central del Madrid, un verdadero tarugo en los avances de su propio equipo. Presa fácil para Pepe y Ramos, que lo tomaron alternativamente sin darle tregua. Pepe fue sustituido por lesión en el minuto 73 y el estadio emitió un grito de adoración: “¡Peeeeepe, Peeeeepe…!”.

Categories: Deportes

Lahm, fortaleza y debilidad

Titulares de Deportes de El País - Wed, 2014-04-23 17:19

La baja de Thiago Alcántara le ha hecho un daño difícil de remediar al Bayern. Su ausencia ha obligado al entrenador, Pep Guardiola, a darle el control del equipo a Lahm, lo más parecido en la distribución del balón, al mediocentro hispanobrasileño. Pero al tiempo debilita su lateral derecho, donde Rafinha sufrió anoche un calvario, desbordado una y otra vez por las embestidas de Cristiano Ronaldo y de Isco.

La bonhomía del capitán Lahm enfureció a sus propios aficionados, unos 3.000 seguidores bávaros concentrados en una esquina de uno de los fondos de Chamartín. Se apuraba la primera parte con desventaja para el Bayern, que tenía prisa por marcar. El equipo de Guardiola atacaba con superioridad porque Pepe, el central madridista, estaba tendido en el suelo tras una entrada de Kroos no señalada como falta por Howard Webb. Lahm dudó unos instantes y, finalmente, abortó el ataque. Echó la pelota fuera ante la ira de su hinchada. Schweinsteiger volvería a enviar fuera del campo la pelota aunque de manera muy diferente, con rabia, y porque esta vez parecía mucho más justificado: Carvajal se retorcía en el césped tras recibir el impacto en la cara de la bota de Alaba.

Lahm representó la fuerza y la debilidad del cuadro de Guardiola. La facilidad para asociarse y aparecer siempre en el espacio justo a fin de apoyar escalonadamente a sus compañeros en el avance de la ofensiva. Pero al mismo tiempo, su marcha al centro del campo, donde ocupó la baja del lesionado Thiago Alcántara, abrió un boquete en su lateral derecho, ocupado por Rafinha. El lateral brasileño tampoco podía contar con mucha ayuda por parte de Boateng, el central diestro, cuya lentitud causó estragos en la zaga muniquesa.

Ancelotti hizo sangre. Alternó por ese flanco a Cristiano Ronaldo y a Isco, nada menos. Las tres ocasiones clarísimas del Madrid en la primera parte llegaron por ese extremo. La primera fue el gol de Benzema tras el pase milimétrico de Coentrão, propulsado a su vez por otro servicio majestuoso en vertical de un Cristiano en posición de 10. En las otras dos, tras centros de Benzema e Isco, erraron estrepitosamente en el remate Cristiano y Di María.

Los aficionados del Bayern se fotografiaban sonrientes antes del partido con el estadio Santiago Bernabéu al fondo. Pocos rivales excitan tanto a los jugadores e hinchas bávaros como el Real Madrid, orgullosos aquellos de ser “la bestia negra”, así en español, del conjunto madridista. A cada embestida fallida madridista, Neuer respondía con celeridad, poniendo muy rápido el balón en juego, enfrentándose más de una vez a los empleados de detrás de la pelota, a quienes acusó de obstruirle la obtención de la pelota.

La sutileza en el manejo del juego del Bayern por parte de Lahm no se tradujo en la igualdad, lastrados por la baja forma de Ribéry, superado en el duelo por Carvajal. Guardiola cambió de planes: retrasó a Lahm al lateral derecho, retiró al desenfocado Rafinha y le dio la manija del centro del campo a Javi Martínez en el minuto 66. Esa opción empeoró la circulación del balón en el Bayern porque el jugador navarro se encontró muy incómodo con la pelota.

Guardiola le di un rapapolvo a la alineación en las siguientes dos sustituciones: Götze en lugar de Ribéry y Müller en el de Schweinsteiger. Dos pesos pesados del vestuario, los sustituidos, en horas muy bajas. A poco que se juntaron Götze y Müller, este último envió un zurdazo desde la frontal rechazado por la bota salvadora de Varane. Poco después sería al revés, el pase muy rápido desde la derecha de Müller y el disparo de Götze repelido por los guantes de Casillas ante el éxtasis del Bernabéu, que aclamó el nombre de su portero.

El último cuarto fue un ataque desesperado de Lahm y Robben, los mejores jugadores del Bayern por el flanco derecho. Un centro del capitán desembocó en un intento frustrado de remate de Müller dentro del área pequeña. Müller reclamó acaloradamente penalti de Xabi Alonso, pero no se lo concedieron. La “bestia negra” deberá recuperar la mejor versión de algunas de sus estrellas (Ribéry ySchweinsteiger) o prescindir de ellas en la vuelta si quiere repetir en la final de la Liga de Campeones.

Categories: Deportes

Turín exige un sacrificio español

Titulares de Deportes de El País - Wed, 2014-04-23 17:19

La copa de la Liga Europa presidió la rueda de prensa del entrenador del Sevilla, Unai Emery, en la sala de prensa del Ramón Sánchez Pizjuán. Un título saboreado por la entidad andaluza en 2006 y 2007. También por el Valencia, en 2004. “En un 25% de posibilidades esta Copa es nuestra”, bromeaba Emery antes de analizar la ida hoy (21.05, Cuatro) de un duelo que deparará un finalista español en Turín el próximo 14 de mayo —Benfica y Juventus juegan la otra eliminatoria—. La Liga Europa se ha convertido en la tabla de salvación del Valencia y ha disparado la ilusión del Sevilla, que reverdece los laureles de la pasada década.

El equipo andaluz está disparado. En Liga, ha ganado 10 de los últimos partidos y quiere la cuarta plaza, que disputará al Athletic el próximo domingo en San Mamés. En la Liga Europa, donde lleva compitiendo desde el 1 de agosto, ha alcanzado las semifinales después de remontar en dos eliminatorias de alto rango emocional y deportivo frente al Betis y el Oporto. Todo es ilusión en el Sevilla, que recuerda al equipo campeón de Juande Ramos. Un conjunto bien dirigido por Emery, con figuras emergentes como Bacca, Vitolo o Gameiro, mientras que otros como Rakitic se exhiben en su madurez. Además, en el Sevilla sienten que su actual estado de forma le hace ser favorito ante el Valencia. Bacca será el único delantero de un equipo fuerte en el centro del campo con el doble pivote compuesto por M’Bia y Carriço. Alberto Moreno, recuperado, ha entrado en la lista de convocados. Siempre que ha llegado a una semifinal en este torneo acabó ganando el título.

En el Valencia, la Liga Europa se ha convertido en la tabla de salvación de una temporada hasta ahora muy caótica. Juan Antonio Pizzi relevó a Djukic con la intención de meter al equipo en competición europea y el objetivo solo podrá conseguirlo a través de un torneo donde el Valencia ha mostrado sus mejores credenciales. La remontada ante el Basilea en los cuartos de final (3-0 en la ida y 5-0 en Mestalla) ha sido el mejor acto de un equipo que se ha puesto en manos de la eficacia de Paco Alcácer. El buen rendimiento del joven delantero es una de las escasas noticias positivas de la temporada. Junto a él, el buen juego mostrado por Parejo, líder en el centro del campo. Buena parte de las opciones del Sevilla pasan por desactivar al centrocampista, algo en lo que se aplican todos los equipos que se enfrentan al Valencia.

De esa zona desaparece Javi Fuego, que será central ante la baja de Costa y el mal momento de Senderos, fichaje de invierno que no ha cuajado de la forma deseada. En la portería estará el irregular Guaita por la lesión de Diego Alves, con quien Emery coincidió en Almería y Valencia. Con el club en pleno proceso de venta, que podría concretarse la próxima semana, el título de la Liga Europa convertiría en muy buena una temporada que se define hasta este instante por las sombras más que por las luces.

Categories: Deportes

El acorazado de Emery

Titulares de Deportes de El País - Wed, 2014-04-23 17:19

“Hemos superado nuestras expectativas en una temporada que considerábamos de transición. Ahora somos capaces de ganar títulos y peleamos por la cuarta plaza”, señaló el pasado lunes en un acto con la afición el presidente del Sevilla, José Castro, un equipo que encara lanzado las semifinales de la Liga Europa y persigue el cuarto puesto liguero en pugna con el Athletic. El equipo andaluz ha sabido sobreponerse esta temporada a un inicio dubitativo, la salida de la presidencia del dirigente de los títulos, José María del Nido, y la eliminación en la Copa ante el Racing, de Segunda B, en dieciseisavos.

Vilipendiado durante buena parte de la temporada, desde dentro y fuera del club se señala ahora a Unai Emery como el gestor de este gran Sevilla. El vasco, antes diana de todos los males del equipo, ha forjado un auténtico acorazado que llama la atención por sus grandes números en ataque. Emery siempre trabajó bien esta faceta del juego. Los futbolistas alaban en privado las muchas salidas tácticas que ofrece en ataque, así como su trabajo hasta la extenuación de la estrategia. Los números cantan. El Sevilla ha llegado a los 103 goles en los 53 partidos que lleva jugados entre Liga, Liga Europa y Copa del Rey.

Se trata ya de la quinta mejor marca de toda su historia, a un gol de la cuarta, cuando le faltan por disputar al menos cuatro partidos de Liga y los dos de las semifinales de la Liga Europa. La clave, además, reside en que Emery, que inició la campaña poniendo en liza sus tradicionales argumentos ofensivos, supo equilibrar al Sevilla con la presencia de un doble pivote defensivo que ayuda a la zaga y sostiene el despliegue en ataque de su equipo.

“Nunca me he etiquetado como un entrenador ofensivo o defensivo. Lo que sí me ha gustado siempre es que mis equipos generen mucho juego y tengan bastante gol. Todo eso buscando siempre el equilibrio entre defensa y ataque. Para ser un equipo grande es fundamental tener ese equilibrio”, señala a este diario Emery.

Su Sevilla ha superado ya en goles al primer equipo campeón de Juande Ramos de la temporada 2005-06, que alcanzó los 81 goles en un total de 55 encuentros. Gran parte de su potencial radica en la voracidad de sus delanteros. Bacca y Gameiro, con 20 goles cada uno, han alcanzado las 40 dianas. Solo ellos dos llevan anotados más goles que los conseguidos por Espanyol, Málaga, Levante, Celta, Osasuna, Elche, Granada, Valladolid, Getafe, Almería y Betis en la Liga.

“Es un entrenador que saca rendimiento a lo que se le pone por delante y cumple con los objetivos”, señalan desde la cúpula del Sevilla. El club le tiene preparado un contrato de dos años de renovación, que probablemente hará público si se consigue el pase a la final de la Liga Europa. Tanto el presidente Castro como el director deportivo, Monchi, valoran la capacidad de Emery para amoldarse a las plantillas que le ponen por delante. Este verano salieron del Sevilla sus principales figuras, caso de Palop, Navas, Medel, Kondogbia y Negredo. Emery ha hecho bloque en un equipo con 14 novedades en verano, extrayendo, además, un gran rendimiento a futbolistas de creciente potencial, caso de Bacca, pero auténticas incógnitas a priori en un fútbol tan exigente como el de la Liga española. También está logrando el éxito con jugadores como Marko Marin, M’Bia o Carriço, que no deslumbraron en sus respectivos equipos, Chelsea, QPR y Reading, respectivamente.

“Como norma, un entrenador tiene que sacar el máximo rendimiento a la plantilla que le pone por delante. Eso se logra con trabajo diario, con un método que en mi caso me ha tocado también pulir a algún que otro talento”, expone el propio Emery. “Procuro ser honrado en mi trabajo en mi trabajo y el club está siempre por delante”, añade Emery.

En Valencia, también muy contestado por el entorno, el técnico vasco navegó con cierta soltura temporada tras temporada. De 2008 a 2012 el conjunto valencianista fue tercero en tres ocasiones y una sexto. Emery cumplió con los objetivos ligueros al mismo tiempo que la entidad se desprendía de sus mejores valores temporada tras temporada. En 2010 salieron del Valencia Silva y Villa. En 2011 abandonaron la entidad Mata y Joaquín. Emery se acopló a las salidas y el Valencia fue tercero. En el camino sobresalieron jugadores como Jordi Alba y Soldado. Emery, sin embargo, no atisbó el talento de Isco. En Sevilla, además, ha roto también esa presunta incapacidad que le perseguía para superar partidos y eliminatorias importantes. Emery ha derrotado al Madrid y lideró dos remontadas en la Liga Europa frente al Betis, remonte que disparó a los suyos, y al Oporto en los cuartos de final.

 

Categories: Deportes

El balón ‘ahoga’ a Diego Costa

Titulares de Deportes de El País - Wed, 2014-04-23 17:19

Entre los posibles puntos débiles que los jugadores del Atlético esperaban encontrar en el Chelsea, había uno que tenían muy claro desde días antes a la disputa del partido. En el vestuario imaginaban que la banda izquierda, ocupada por Ashley Cole, sería el flanco débil del dispositivo defensivo que montaría José Mourinho. Con solo 58 minutos disputados en los últimos tres meses, pensaban que sería un obstáculo fácil de rebasar, sobre todo si tenía que medirse con Diego Costa en acciones de uno contra uno y a la carrera. Sin embargo, el planteamiento de Mourinho cerró ese camino. Dio la orden el técnico portugués de no atacar con más de cuatro jugadores. También hizo uso el entrenador del Chelsea de uno de los recursos con los que ya dificultó tanto al Barcelona, con Eto’o y Pandev, en aquella semifinal con el Inter de la que salió ganador en 2010. Willian fue más un segundo lateral por delante de Cole. Lo mismo sucedió en el otro costado, donde Ramires también se empleó del mismo modo para ayudar a Azpilicueta.

Esa disposición, más las ayudas de los tres centrocampistas (Lampard, Obi Mikel y David Luiz) impidieron al Atlético generar superioridades en los costados. Tampoco encontró la posibilidad de armar un contragolpe por ese estatismo casi general que ordenó Mourinho en ataque. Un lance resumió esa orden inmovilista. Tras una recuperación, y con la posibilidad de irse al ataque, Cole dio un paso atrás en vez de correr hacia el balón. En ese contexto tan asfixiante, a Diego Costa solo se le vio una vez en todo el partido con la posibilidad de correr al contragolpe. “Vinieron a jugar su partido y nos dificultaron nuestro juego”, analizó el hispanobrasileño, que solo tuvo un par de remates claros. Uno, tras un rechazo que le taponó Azpilicueta, y otro en un cabezazo blando que atajó sin problemas Schwarzer cuando el partido agonizaba con el 0-0. Sin espacios para correr no se encontró nunca cómodo. Cuerpeó de espaldas con Terry y Cahill, pero pocas veces salió ganador para encarar la portería de Schwarzer.

La tela de araña dispuesta por el técnico luso le generó al Atlético el partido en el que más posesión ha tenido en toda la Liga de Campeones, un 68%, pero apenas le dio para producir ocasiones claras. “Es normal que tuviéramos más posesión porque ellos no quisieron jugar”, argumentó Costa.

Aunque el Atlético ha trabajado para mejorar en ataque estático y Simeone alineó a Diego Ribas, el equipo está más diseñado para atacar los espacios tras recuperar la pelota que para generarlos desde la posesión. Para eliminar al Barcelona, no necesitó más de un 30% de tenencia del balón, y para descabalgar al Milan le bastó con un porcentaje que no superó el 46% en los dos partidos.

Con más posesión de la que están acostumbrados, se toparon los futbolistas de Simeone con un grupo de jugadores que, como ellos mismos, tienen muy metido en la cabeza el dominio de los espacios en el repliegue. Tienen las distancias muy cogidas para bascular y realizar las ayudas y provocaron que tanta posesión derivara en el partido de la temporada en el que más centros al área (38) ejecutó. Ni Diego Costa ni Raúl García pudieron imponerse en ese juego de centro-remate al que les obligó el planteamiento de Mourinho. De alguna manera, se vieron frente a un contrario que les planteó la resolución, desde el aspecto defensivo, de los mismos problemas que ellos le suelen generar a sus rivales. Con la entrada de Sosa y Arda, el Atlético intentó jugar un poco más con pases interiores, pero tampoco le dio para mucho.

Terminado el partido, la sensación en el vestuario era la de optimismo basado en el respeto que el Chelsea mostró. La sensación general era que si no se había podido resolver la eliminatoria en el Calderón por ese planteamiento de Mourinho tan esperado como complicado de superar, en Stamford Bridge “ya saldrán de su campo”. “El problema es más de ellos que de nosotros”, opinan en el vestuario rojiblanco.

Las bajas de Cech y Terry, lesionados, y las de Lampard y Obi Mikel por sanción afectan al espinazo del Chelsea. Otra razón más para invitar a pensar al plantel rojiblanco que la final de Lisboa aún sigue siendo un objetivo alcanzable. “Sé que vamos a jugar a ganar en el campo del Chelsea”, advertía el capitán Gabi, que se perderá la vuelta también por tarjetas.

Categories: Deportes

"Sin Bale y con Cristiano al 50% no es fácil hacerlo así de bien"

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 17:17
Ancelotti: "Hemos sabido sufrir y tengo confianza para la vuelta. El partido de allí será muy difícil y hay que jugarlo con las ganas y la confianza de hoy".
Categories: Deportes, Sólo Futbol

"El Madrid no dio tres pases seguidos en la primera parte"

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 17:10
"¿Si no somos verticales? La pelota, cuando más rápido va, más rápido vuelve. Y la verticalidad es una de sus virtudes. Son difíciles", dijo Guardiola.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Primera derrota de Pep como técnico en el Bernabéu

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 17:04
Guardiola nunca había perdido en el feudo madridista desde su época de entrenador. Una racha de cinco victorias y un empate que ayer tocaron su fin.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Butragueño: "Era una noche para ser jugador, y del Madrid"

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 17:04
"Ellos han tenido sólo una ocasión clara. Para eso está Iker. El resultado pudo ser más amplio. Es muy difícil que el Madrid no haga un gol allí".
Categories: Deportes, Sólo Futbol

"Esperaba más del Madrid"

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 17:02
"Creo que jugamos bien, el rival era el Real Madrid que es un super equipo y hemos dominado", agregó el jugador del Bayern Múnich, Arjen Robben.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Ramos: "No supimos dominar, pero el 1-0 es satisfactorio"

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 16:51
Sobre Casillas, dijo: "Estamos acostumbrados, si algo tenemos son dos grandes porteros. Nos ha dado ya un título y vuelve a aparecer".
Categories: Deportes, Sólo Futbol

El Rey: "Ha ganado el mejor"

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 16:48
"Ya veremos si el Madrid está en la final. Quiero a los dos españoles", aseguró su Majestad el Rey Don Juan Carlos al final del partido entre el Madrid y el Bayern.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Pepe tuvo que irse lesionado pero solamente sufre un golpe

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 16:23
Tras una salida de Casillas sufrió un golpe en la cadera y pidió ser cambiado. Varane entró en su lugar. Las pruebas aclararán si puede jugar en la vuelta.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Directo: ataca el Madrid

Titulares de Deportes de El País - Wed, 2014-04-23 16:06

El Real Madrid buscará la final de la Copa de Europa, donde persigue el sueño de la décima, con Cristiano Ronaldo y sin Gareth Bale. El portugués, que se perdió los último partidos por las molestias que sufre en la rodilla izquierda, será titular, mientras que el galés, autor del gol que le dio al Madrid el título de Copa y aquejado de una gastroenteritis, tendrá que esperar turno en el banquillo. Así, el conjunto entrenado por Carlo Ancelotti buscará el partido decisivo ante el Bayern sin Bale y tras alcanzar las semifinales en los últimos cuatro años.

Enfrente espera el Bayern de Pep Guardiola, ya campeón de la Bundesliga y finalista de la Copa. Un equipo temible, ganador el año pasado del triplete,  y que por lo tanto defiende el título. El entrenador español ha apostado por enfrentar a Robben por la banda con Coentrao, por no contar con el español Javi Martínez, aquejado de un problema estomacal, y por alinear en punta a Mandzukić. Götze y Müller, entre otros, esperan en el banquillo.

Estos son los dos onces. Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Coentrao; Xabi Alonso, Modric; Isco, Di María, Cristiano; y Benzema. Bayern: Neuer; Rafinha, Dante, Boateng, Alaba; Schweinsteiger, Lahm; Robben, Kroos, Ribéry; y Mandzukić.

 

 

Categories: Deportes

Pulso en el Bernabéu

Titulares de Deportes de El País - Wed, 2014-04-23 15:27
Las mejores imágenes del duelo entre Madrid y Bayern
Categories: Deportes

Locura en los alrededores del Bernabéu antes del partido

Fútbol en As - Wed, 2014-04-23 13:27
Así lucen las calles colindantes con el estadio blanco. Los aficionados esperaron la llegada del autobús del conjunto blanco al feudo madridista.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Pages

Subscribe to CIVILA aggregator - Deportes