yellow

Deportes

Zidane: frío, estratega y psicólogo en su estreno

Fútbol en As - Sun, 2014-07-27 21:36
Con un carácter tranquilo, muy atento al juego de los suyos... Así vivió el francés su primer partido como entrenador en solitario al frente del Castilla.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Lucas, de sangre gallega como Amancio Amaro y Paco Buyo

Fútbol en As - Sun, 2014-07-27 21:36
No es la primera vez que tiene la experiencia de jugar con el primer equipo. Mourinho le hizo debutar en 2011 en un amistoso en Oviedo, donde marcó un gol.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Las opciones del técnico madridista sin ‘El Fideo’

Fútbol en As - Sun, 2014-07-27 21:36
La salida del argentino del Real Madrid tendría consecuencias. Cambiaría su centro del campo. James podría asumir el rol de Di María en el 4-3-3.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Carlo Ancelotti ya convenció una vez al futbolista argentino

Fútbol en As - Sun, 2014-07-27 20:52
El 6 de enero fue pitado y reaccionó “acomodándose” los genitales. El club le abrió un expediente y él pidió perdón. 'Carletto' logró que se quedara.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

El Real Madrid necesita dos victorias para estar en la final

Fútbol en As - Sun, 2014-07-27 18:45
El equipo de Ancelotti estaría en final de la International Champions Cup si gana los dos partidos frente al Roma y United, y el Inter pincha.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Borja Vivas alcanza los 21,07 metros en lanzamiento de peso

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 17:16

El malagueño Borja Vivas se convirtió hoy en el segundo atleta español que supera los 21 metros en peso, al lanzar 21,07 en la cuarta ronda de la final de los campeonatos de España.

En presencia del plusmarquista español, Manuel Martínez -actual responsable de lanzamientos en la Federación Española- Vivas cuajó el mejor concurso de su carrera, siempre en progresión: 20,16, 20,83, 30,85 y 21,07, nuevo récord de los campeonatos.

La marca de Borja Vivas, cuarta en el ránking europeo del año, se sitúa a 40 centímetros de la plusmarca española, establecida por Manuel Martínez el 10 de julio de 2002 en Salamanca.

Vivas llegaba al torneo en una forma espléndida tras ganar hace 15 días Campeonato de España de Federaciones Autónomas celebrado en Alcorcón con un gran lanzamiento de 20,40 metros. Además acumulaba una larga serie de lanzamientos por encima de los 20 metros durante toda la temporada, como muestra su mejor marca de 20,80.

Categories: Deportes

Ciganda, Muñoz, Recari y Mozo, campeonas del mundo

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 16:57

Son una generación que está rompiendo moldes en el golf femenino español. La que forman Azahara Muñoz, Carlota Ciganda, Beatriz Recari y Belén Mozo, que este domingo han conquistado la primera edición de la International Crown, una especie de Mundial por países (compitieron ocho) en el que compitieron con las mejores golfistas del planeta.

Las cuatro españolas demostraron una química única entre ellas, además de un juego muy sólido y personalidad para remontar los primeros malos resultados. Formadas en su mayoría en Estados Unidos, han crecido juntas, motivándose con sus éxitos. Y en la actualidad compiten entre la élite mundial en el circuito estadounidense. Fueron continuos los gestos de complicidad y de apoyo entre ellas en la última jornada, en la que disputaban los encuentros individuales. Después de unas brillantes carreras como amateur, ahora despuntan en lo más alto, integrantes de la mejor generación del golf femenino español, habitualmente  menos fecundo que el masculino. Hoy, ellas brillan más que nunca.

Gonzalo Fernández-Castaño asegura la tarjeta estadounidense

Había salido del Open Británico en Royal Liverpool con la desconfianza instalada en cada parte de su juego, fuera del corte y con la tarjeta del circuito estaounidense, en el que ha debutado esta temporada, más en el alambre que nunca. Pero Gonzalo Fernández-Castaño ha resurgido en solo una semana. El tiempo que ha tardado en cambiar el chip y convertir el patinazo en el Open en un cuarto puesto en el RBC Canadian Open, con 11 golpes bajo par, a seis del sudafricano Tim Clark. El madrileño asegura con este resultado su permanencia en el PGA Tour.

Por otra parte, Miguel Ángel Jiménez fue octavos en el Open Británico Sénior, el segundo torneo del circuito sénior que disputa (ganó el primero). Jiménez, de 50 años, quedó a 19 golpes del alemán Bernhard Langer, dominador absoluto del torneo con 18 bajo par, 13 golpes de ventaja sobre Colin Montgomerie.

Categories: Deportes

El balón para cargar pilas

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 16:57

En las sesiones magistrales del profesor Paco Seirul·lo, director del área de metodología del entrenamiento en el Barça, siempre se escucha una frase que retumba en las aulas: “Debéis esforzaros en construir un proyecto que permita a los jugadores que se enamoren del juego, que digan: esto es lo más bonito que hago en mi vida. No que se diviertan; que se enamoren, que es distinto”. Rafel Pol es el alumno aventajado de Seirul·lo. Este año trabajarán codo con codo. El nuevo preparador físico es de la generación del 87, como Messi y Piqué. Él será quien proponga los ejercicios a los cracks del Barcelona.

Luis Enrique ya estuvo con Pol en el Roma y el Celta y comparten filosofía. “Al principio hay objetivos físicos, pero hacemos la mayoría de ejercicios con el balón. Será una pretemporada atípica porque no hay gira. Queremos aprovechar mucho los entrenamientos para trabajar y repetir todas las situaciones que se dan en los partidos”, explica el entrenador.

Pol ha desmontado falsos mitos dictados por los dogmas clásicos del entrenamiento en su libro La preparación ¿Física? en el fútbol. Para el preparador físico azulgrana: “La velocidad colectiva es la que determina la velocidad del juego” y “las desaceleraciones y aceleraciones son mucho más importantes que la velocidad de desplazamiento”. Y sentencia: “El modelo de juego, no es el posicionamiento de los jugadores (1-4-4-2, 1-4-3-3), sino la forma en que se relacionan entre sí”.

Pol es crítico con los métodos conductistas: “El jugador debe saber qué quiere provocar el entrenador con cada situación”. El preparador físico azulgrana lucha por la prolongación de la vida útil del futbolista, señala los males del exceso de entrenamiento y considera la técnica y la táctica como interdependientes. Según el extremo del Celta, Nolito: “El fútbol es un estado de ánimo y Pol siempre te tiene enchufado aunque no estés al 100% físicamente. Se agradece que no sea un sargento. No recuerdo un preparador físico que apueste tanto por el balón. El 90% de sus ejercicios son con pelota”. El centrocampista del filial, Babunski, que se entrena con el primer equipo, remarca: “Se entrena a máxima intensidad, pero se escucha el sonido del balón”.

La pretemporada es cuestión básica en el librillo de Pol: “Debería basarse en la readaptación del futbolista al juego. El trabajo general es innecesario. Cargar las pilas, rellenar el depósito no tiene base fisiológica. Es el periodo de observación entrenadores-jugadores. La pretemporada significa el inicio de la creación del modelo de juego”. “Los entrenamientos deben ser como partidos, sino los partidos se convierten en entrenamiento”, es una de sus máximas.

Pol dice no tener respuestas, solo interrogaciones: “¿Por qué se entrena la técnica en ausencia de fatiga? ¿Por qué entrenar la táctica intentando eliminar la fatiga? ¿Por qué valorar la resistencia de forma aislada al juego? ¿Estamos entrenando la técnica para el minuto 1?”. Su propuesta es seducir a los futbolistas y que recuperen la pasión y vuelvan así al juego posicional, al espíritu colectivo, a la presión intensa y al repliegue rápido. Y dejar el pasar por pasar para que con el pase pasen cosas.

Categories: Deportes

Un amarillo espectacular para Vincenzo Nibali

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 16:19

A mediados de Tour, cuando ya se consideraba inevitable la victoria de Vincenzo Nibali, un viejo periodista italiano, y no de los más complacientes con el patriotismo, empezó a enumerar con los dedos: Anquetil, Merckx, Gimondi, Hinault, Contador, Nibali… “No sé, ahí veo algunos intrusos, y algunas ausencias, a Bartali, a Coppi, a Indurain”, decía. Se refería el periodista a la lista de aquellos ciclistas que en la historia han ganado una o varias veces las tres grandes rondas por etapas, Tour, Giro y Vuelta, y cuando hablaba de intrusos hablaba de los más jóvenes, claro, pues a los grandes viejos ni se les toca. Hablaba también de su Nibali, un intruso en el gotha, a su parecer. Y curiosamente, y pese a la forma espectacular, canibalesca por merckxiana, en que a la Vuelta del 10 y al Giro del 13, Nibali, de 29 años, ha sumado el Tour del 14, con cuatro victorias de etapa y casi ocho minutos de ventaja sobre el segundo, el propio canibali se ve, si no como un intruso, sí como un bicho raro en compañía de tan grandes nombres.

“No sé”, dijo en la conferencia de prensa el séptimo italiano que gana el Tour (antes: Bottecchia, Bartali, Coppi, Nencini, Gimondi y Pantani), haciendo prueba de una modestia sencilla que muchos no le suponían. “Para mí es muy importante ganar el Tour, pero los grandes, como Merckx o Hinault o Anquetil, también ganaban grandes clásicas. Por eso no pienso que haya entrado en la historia. He ganado las tres grandes simplemente porque soy un hombre de tres semanas. La emoción más grande del Tour es siempre llegar a París, los Campos Elíseos, el Arco del Triunfo, la torre Eiffel, la gran cantidad de público… Siento siempre una emoción inexplicable. Este Tour ha sido espectacular, parecía hecho a mi medida, con una primera semana ya dura, lo que me permitió hacer un Tour a la inversa de Pantani: él, en el 98, se puso líder en la penúltima etapa alpina; yo, al revés, ya desde la segunda etapa mostré que era superior a Froome y Contador”.

La modestia no se la podían suponer a Nibali ninguno de los que compartieron con él su primer año de profesional en el Fassa Bortolo del sargento Ferretti, un director del día a día, uno que no tenía pasión ni apenas compasión por los ciclistas como Basso, que pasó por su equipo, que hablaban de tres semanas y de regularidad y de lucha continua por estar sin más. Al Fassa Bortolo de 2005, el último año del equipo, llegó Nibali de la mano de Bruno Cenghialta, un excorredor, y ahora director en el Tinkoff, que seguía a Nibali desde juveniles. “Si hay alguien que puede ganar limpio es Enzo”, le dijo Cenghialta, que sabía de qué hablaba, pues provenía del Gewiss de Bombini, Berzin y Riis, a Ferretti, lo que no dejaba de ser un órdago extraordinario en aquellos años convulsos. Y ya el primer día de concentración invernal en Toscana, recuerda Juan Antonio Flecha, ciclista del Fassa entonces, Nibali dejó su sello. En una salida del grupo, atacó el líder del equipo, el sulfuroso Dario Frigo, y Nibali, que apenas tenía 20 años, se pegó a su rueda, y al final le esprintó y le ganó (las concentraciones sirven para eso, para que los jóvenes con desparpajo de campeones se suelten: en una concentración así, atacando a Olano y Jalabert, se ganó Purito su sobrenombre; y cuando Armstrong regresó al ciclismo en 2009, Contador le dejó bien claro quién mandaba allí, en aquel Astana de Bruyneel, ridiculizándolo en una concentración en California). Flecha, veterano sabio, le recomendó modestia al soberbio Nibali. “No le puedes hacer eso a nuestro líder para el Giro, porque se deprime, y ya le tenemos fastidiado todo el año”, le dijo el ciclista catalán. “Ya sabemos que eres muy bueno, no hace falta que nos lo demuestres a nosotros”.

Pero Nibali era siciliano y también toscano, pues a los 15 años había tomado un barco para atravesar el estrecho de Messina entre espejismos, y luego cogió un tren en Reggio Calabria que 13 horas después le depositó en Livorno. Y se fue a vivir con una familia de adopción a Mastromarco, tierra de viñedos y Chianti, pero recordaba que de más pequeño se montaba de paquete en la Lambretta de su padre y con una cámara hacía fotos en carreras infantiles y juveniles que luego vendía para ganarse sus ahorros. Y también en bicicleta llevaba los carretes a revelar al laboratorio. Y así, en la concentración, Flecha recuerda cómo cuando uno hablaba de fotografía era el niño Nibali el primero en recomendar qué cámara y qué objetivos debía comprarse.

Y así con todo, Nibali el listo. Y pese a eso sobrevivió y se hizo grande en el ciclismo. Pero nunca perdió lo que le hacía diferente, cuentan otros de los que le conocieron joven: que siempre se creyó mejor de lo que era, capaz de mayores logros, y que gracias a eso, en efecto, logró ser mejor, llegar más lejos. “Pero si no hubiera empezado a ver seriedad en los controles, y sin pasaporte biológico y el Movimiento por un Ciclismo Creíble, yo no estaría hoy aquí”, dijo el sábado, ya firme ganador del Tour, dando razón tardía a Cenghialta: Nibali sería capaz de ganar limpio.

“La Vuelta, creo, fue la victoria más importante, porque me dio el convencimiento de que era un corredor de tres semanas y me dio la oportunidad de poder aspirar al Giro y al Tour”, explicó Nibali. Como italiano, el Giro fue una victoria especial, por la emoción que despertó entre los espectadores, y los grandes ánimos del público. El Tour da algo más que el Giro porque mediáticamente es la carrera más grande, la más global, la más internacional. Es más que ninguna otra, es diferente, y siempre te encuentras en ella a los más grandes rivales”.

Nibali solo se echó a reír en la conferencia de prensa cuando le dijeron que siendo el hijo del dueño de un videoclub se habría hinchado a ver películas. Y él respondió que en efecto, que había visto de todo, pero que se acordaba sobre todo de una de Tornatore, de La leyenda del pianista en el océano, con Tim Roth. Quizás quien encuentre el paralelismo entre el niño pianista que se niega a abandonar el barco en el que iba a emigrar con el niño que necesitaba tomar el barco para poder ser ciclista, desentrañe también el misterio del soberbio modesto intruso ganador del 101º Tour.

Categories: Deportes

Valverde: “No me veo con moral para disputar otro Tour a tope”

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 16:19

Una semana antes de comenzar el Tour, la semana del optimismo necesario, obligatorio, cuando su director, Eusebio Unzue, advertía a todos “no solo de Contador vive el ciclismo español, no os olvidéis de Alejandro”, este, Valverde, remachaba las palabras de quien le paga con otra afirmación redonda. “Tengo 34 años. Este Tour será mi última oportunidad de subir al podio”. Terminada la carrera, y terminado cuarto pese a las ausencias accidentadas de quienes partían como grandes favoritos, Froome y Contador, Valverde siente aún el golpe psicológico de la mala contrarreloj que le privó de su gran objetivo, un hueco en el podio de los Campos Elíseos. “No sé si en 2015 tendré moral suficiente para volver al Tour a disputarlo”, dice, poco antes de tomar el avión que le llevaría con todo el pelotón de Bergerac a las cercanías de París para comenzar la última etapa, el paseo triunfal de los supervivientes, que se ganan con ello el título de gigantes de la ruta.

Pregunta. Dicen que el Tour despierta en los ciclistas una relación de amor o de odio instantáneos. La suya parece más compleja, más una relación de amor-odio…

Respuesta. ¿Odio? Odio, no. He terminado cuarto este Tour y es lo más que he podido, lo más cerca de la victoria que he estado nunca. Así que no tengo por qué odiarlo.

P. Sin embargo, nada más terminar la contrarreloj se le vio más deprimido que en otras ocasiones, muy bajo…

R. Tampoco es que estuviera deprimido, pero perder algo que crees que tienes a tu alcance duele mucho. Pero siempre hay que pensar que se ha hecho lo que se ha podido, y que no se ha podido más.

P. ¿Piensa que ha cometido algún error? ¿Se arrepiente de algo?

R. Aún no he analizado la carrera en profundidad para sacar conclusiones, pero no creo haber cometido errores. He estado más concentrado que nunca, he corrido siempre bien colocado. No, no me arrepiento de nada de lo que he hecho. En todo caso, de cierta mala suerte, de la caída el día del pavés

P. Pero, por ejemplo, el día del Izoard no estuvo bien… ¿Cometió algún error de alimentación?

R. No, no, pero de repente me sentí apajarado. Comí rápido, rápido unos geles y recuperé todo lo que pude. Pero ese día me pasó factura. Ya no volví a ser yo mismo en los Pirineos.

P. ¿Ha mostrado el Tour sus límites? Usted ha sido muy regular, pero no ha destacado ni subiendo, pues siempre había alguien mejor, ha perdido tiempo casi todos los días, ni en la contrarreloj.

R. Eso no es cierto. Exceptuando a Nibali, que era muy superior, siempre he estado con los mejores. Todas las subidas hemos estado todos en un pañuelo. Y terminar cuarto significa que se ha estado con los mejores…

P. ¿Qué le ocurrió en la contrarreloj? Contaba Unzue que empezó muy bien, pero que de repente se apagó a los nueve kilómetros…

R. No sé lo que me pasó, pero el cuerpo, quizás por las tensiones, por todo lo que se había acumulado, dejó de funcionar bien. Me sentí bloqueado. Creo que pagué la tensión que vivía.

P. La retirada de Contador le convirtió a usted en el centro de todas las esperanzas españolas. ¿Quizás esa presión fue excesiva?

R. Quizás haya podido pasar eso, aumentar la presión, pero estoy acostumbrado a correr con presión, pero quizás, al tener tan cerca la segunda plaza no he sabido mentalizarme lo mejor posible y la presión me pudo.

P. Dentro de tres semanas comienza la Vuelta, en la que comparte liderazgo en su equipo con Nairo Quintana…

R. Lo importante en la Vuelta es que la gane uno del Movistar, sea yo o Nairo. Al que esté mejor de los dos se le apoyará a tope para que gane.

P. Tal como ha estructurado su temporada, con pocos días de competición para llegar fresco a septiembre, se supone que también será el Mundial un gran objetivo. ¿Podría correr la Vuelta sin pisar el acelerador a tope pensando en Ponferrada?

R. Esa es una posibilidad, en efecto. Quizás me plantee la Vuelta pensando más en el objetivo del Mundial. Tengo cinco podios pero ningún arcoíris. Creo que ya ha llegado el momento de ganarlo.

P. Visto lo ocurrido el Tour que acaba de terminar. ¿Piensa seguir volviendo al Tour para disputarlo a tope, pensando en la general?

R. De aquí al próximo Tour queda mucho por analizar, el recorrido, los rivales… Aún es pronto.

P. Pero, ¿moralmente se siente con ganas de volver para disputarlo?

R. Hoy la respuesta es no. Sé que es la primera vez que lo digo, pero no me veo con moral para disputar a tope el Tour de 2015. Vienen nuevas generaciones de ciclistas, los hemos visto este Tour, los franceses jóvenes, más Barguil, y seguirán Nibali y Contador, y, además, el mejor de los jóvenes que vienen está en mi equipo, Nairo…

P. Eso quiere decir también que no ve su futuro lejos del Movistar, equipo con el que termina contrato este año…

R. Todo está bastante avanzado para seguir en el equipo. Aunque aún no hay nada firmado, esperamos cerrarlo todo en agosto, y tendría que pasar algo muy serio para que no mantengamos el acuerdo.

P. Usted es uno de los ciclistas más amados y también más criticados del pelotón. ¿Ha pensado alguna vez por qué le critican tanto?

R. Muchas veces he dicho que es más fácil criticarme, ver mis errores, porque siempre estoy delante, más visible. Pero no entiendo por qué, yo hago las carreras lo mejor que puedo, sin meterme con nadie. Este es uno de los problemas de Twitter, que gente que no tiene ni idea o que nunca se ha subido a una bicicleta se creen que lo saben todo, y lo primero que hacen es opinar lo primero que se les pasa por la cabeza.

P. ¿No sería más sencillo pasar de Twitter?

R. Le hago el caso justo.

Categories: Deportes

Y los españoles, ¿qué?

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 16:19

Terminada el sábado la glorificación del ganador Nibali ante la prensa, su preparador y entrenador, Paolo Slongo, se quedó un rato más hablando del asunto que le apasiona, de la posibilidad de que un mismo ciclista gane Giro y Tour en el mismo año (Indurain, dos veces en los años 90, y Pantani en el 98 han sido los últimos que lo han conseguido), y que él piensa que es un desafío que está al alcance de Nibali incluso el año próximo. “Para conseguirlo solo se necesitan tres cosas: que los recorridos sean equilibrados, que me dejen las manos libres para preparar a Nibali como yo quiera y que los rivales que solo apuesten por el Tour no saquen mucha ventaja de quien dobla”, dice Slongo, y al oírle, los españoles sienten una cierta envidia, pues ese mismo proyecto lo intentó, con éxito a medias, Contador en el 11, y Contador, ahora, no solo está ya a punto de cumplir 32 años, sino que es una incógnita la recuperación psicológica de la caída en el Tour, que se agravaría si finalmente no puede correr la Vuelta.

El que podría llamarse, con cuidado, fracaso de Valverde, sumado a la mala forma de Purito, caído, en el Giro, y a la retirada de Contador, que fue cuarto, esconde otro fracaso: la falta de victorias de etapas y la penuria de españoles, y su ancianidad, en los primeros puestos de la general. Solo tres entre los 20 primeros en uno de los Tours más pobres: Valverde (34 años), cuarto; Zubeldia (37 años), octavo, y Nieve (30 años) 18º. Y nada más. Y en el horizonte, casi nadie es capaz de entrever un relevo.

“Pero siempre llega el relevo”, dice Eusebio Unzue, el jefe del único equipo español de Primera división (y solo hay otro, el Caja Rural, en Segunda) y optimista de siempre. “También decían que después de Indurain venía un desierto y mira lo que vino luego. Yo confío en la capacidad genética de los españoles para sacar genios aunque disminuya el número de ciclistas, de equipos y de carreras, y también sé, y lo repito muy a menudo, que los ciclistas españoles son de maduración tardía”.

Más allá de los vaivenes de Valverde, Unzue reconoce que lo que más le ha gustado de su equipo en el Tour ha sido la magnífica progresión de sus dos chavales jóvenes, los de la generación dorada 89-90, el más veterano Ion Izagirre, de 25 años, que ya conoció el Tour con el Euskaltel, y el debutante Jesús Herrada, de 24 recién cumplidos. “Jesús se ha soltado”, dice el médico del Movistar, Jesús Hoyos, del conquense que tan bien supo ayudar a Valverde subiendo a Pla d’Adet. “Ha perdido el miedo y la timidez y ha comprobado que no es inferior a nadie, que puede ir tranquilo en cabeza del pelotón”. Ambos también figuran claramente en la agenda del seleccionado nacional, Javier Mínguez, quien echa, sin embargo, de menos el surgimiento de algún buen contrarrelojista. “El mejor que tenemos, Jonathan Castroviejo”, dice Mínguez, “ya me ha dicho que con su cuerpecillo comparado con las moles de Tony Martin, Tom Dumoulin, Fabian Cancellara y compañía, él no tiene nada que hacer, que él nunca podrá mover con agilidad un plato de 58, y que por eso prefiere reconvertirse en gregario de oro para Nairo Quintana”.

Curiosamente, es el mismo Slongo de Nibali quien deja caer otro nombre importante, otro chaval de la generación 89-90 (nació en diciembre del 89), la llamada a cambiar el ciclismo. “Sí”, dice Slongo. “Landa [pues es del alavés Mikel Landa, corredor del Astana, quien ya corrió el Giro pasado, de quien habla, quinto en el Tour del Porvenir de referencia, el de 2010, el que le ganó Quintana a Talansky, a Jelte Slagter, a Bardet y a Kelderman también] tiene unos números interesantes [y cuando ahora se habla de números no se habla de consumo de oxígeno o de umbral anaeróbico, sino de vatios máximos, medios y por kilo]. Ya lo veréis en la Vuelta, donde será el líder del Astana, y lo hará muy bien. Solo necesita adelgazar un poquito, aún tiene un poquito de grasa de más…”.

Categories: Deportes

Apoteosis

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 16:19

Día de fiesta en París para los 164 supervivientes del Tour de Francia 2014 celebrado como siempre, con una última hora de infarto en las 8 vueltas al circuito de los Campos Elíseos.

Marcel Kittel se ha adjudicado la última y prestigiosa victoria con un impresionante esprín precedido de un gran trabajo de equipo en el que ha demostrado poseer una capacidad casi única entre los velocistas de la actualidad: es capaz de cambiar de marcha una vez que el esprín ya se ha lanzado. Kristoff le cogió la delantera y, faltando 50 metros, el alemán fue capaz de hacer una segunda aceleración que le dio la victoria en Paris por segunda vez en su carrera. Cavendish lo ha conseguido en 4 ocasiones, pero los números de Kittel impresionan, pues en 2 Tours ha conseguido 8 victorias (4 en cada uno), y en ambos ha conseguido ganar tanto la primera como la última etapa. Y esto con sólo 26 años; he aquí el rey de la especialidad sin discusión ninguna.

Pero como es lógico y tratándose de la apoteosis de las últimas e intensas tres semanas, había unos cuantos ganadores más en el podio final además del alemán. Peter Sagan subió a recoger el último y definitivo maillot verde de la clasificación por puntos, una clasificación que lideraba desde el segundo día y que ha liderado con una superioridad aplastante sobre sus rivales. No obstante -y desconozco hasta que punto esto es inédito-, no ha conseguido la victoria en ninguna etapa, a pesar de que incluso un día fue felicitado por el corredor que creyó hacer segundo -Trentin-, pero al que finalmente la foto de llegada declaró vencedor.

Rafal Majka recogió el maillot de puntos rojos que acredita al mejor escalador de esta edición, saboreando aún las 2 victorias de etapa conseguidas. Su máximo rival fue Joaquín Rodríguez, e involuntariamente el propio Nibali, pero el polaco ha conseguido un justo y merecido premio a sus exhibiciones. En la entrevista posterior al podio agradecía a su equipo por el hecho de haberle traído al Tour de Francia, lo que deja de resultar curioso.

El premio final de la combatividad fue para Alessandro De Marchi, el mismo que se escapó con Tony Martin el día de su ultra inspirada victoria en Mulhouse. Justo premio para el italiano. Y la clasificación final por equipos fue para el AG2R, que repite el éxito que también consiguió en el pasado Giro de Italia. El primer español fue Valverde, cuarto y apartado del podio final en la contrarreloj del penúltimo día. Una pena, pero los Pirineos le pasaron factura y no pudo hacer frente al empuje de los dos franceses. Y mención especial también a Haimar Zubeldia, que a sus 37 años consigue una brillante octava posición que muestra su increíble regularidad en el Tour (ha finalizado en 5 ocasiones entre los 10 primeros). Por cierto, ningún corredor español ha conseguido imponerse en ninguna etapa, hecho que demuestra lo que echaremos de menos en un futuro a la generación actual que en cuestión de unos años llegará a la edad de retirada.

Y llegamos al podio final. A derecha e izquierda nos encontramos con Péraud y Pinot, protagonizando un hecho histórico en el ciclismo francés (30 años hace desde la última vez). Péraud, un antiguo corredor de bicicleta de montaña que fue plata en la especialidad en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, ha sido una de las sorpresas de esta edición -incluso para él mismo-, y ha realizado una carrera sin fisuras. Justo segundo. Pinot, encabezando una nueva generación de jóvenes ciclistas franceses, ha finalizado tercero y ha ganado la clasificación al mejor joven consiguiendo ilusionar a toda la afición local de cara al futuro. Muy buena carrera la suya y la de su equipo, a pesar de su -bien conocidos y parece que poco a poco superados- pánico a los descensos.

Y que decir del Vincenzo Nibali, justo ganador de la carrera y líder desde el segundo día. Ni fisuras, ni días malos, ni errores estratégicos. Justísimo ganador en un Tour en el que además de ser el más fuerte se ha mostrado como el más regular. 4 victorias de etapa, una en cada uno de los macizos montañosos y la del segundo día, y una victoria final en Paris que le hacen integrar el selecto club de los ganadores de los tres grandes. Que los dos grandes favoritos a priori abandonasen la carrera no debe empañar la soberbia carrera realizada por el italiano. Todos tuvieron que enfrentarse a las mismas dificultades y si se tiene que felicitar de algo es de que la mala suerte de otros no tuvo ninguna cita con él.

Magnífico y espectacular Tour el que hemos disfrutado que nos hace olvidar el dominio impuesto por el Sky en las dos ediciones anteriores. Gracias a todos los corredores por el espectáculo. Lo echaremos de menos a partir de mañana.

Categories: Deportes

Una sonrisa que da miedo

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 16:19

Se dice del tejón melero que es el mamífero más agresivo y valiente del planeta, un bicho que no se asusta ante nada y que hasta es capaz de plantarle cara a un león. Su actitud férrea es la misma que acompaña a Daniel Ricciardo, que lleva la parte occipital de su casco decorada con el dibujo de uno de estos animales, junto a un mensaje de lo más significativo: "¿Qué crees que haría él?". Pues bien, cuando el panorama se complica, el australiano se concentra en esta frase y la repite una y otra vez para tirar de esa autoconfianza y voluntad de acero que vive con él.

La carrera que se marcó en Hungría, la última antes del parón veraniego, refleja esos valores tan buenos que transmite el chico de Perth, incluida la sencillez y el buen rollo. El gran premio más explosivo de los que se han disputado hasta ahora fue una auténtica montaña rusa impredecible que favoreció a los más intrépidos y atrevidos en la toma de decisiones. Lo fue el de Red Bull y lo fue Fernando Alonso, que terminó el segundo y firmó su mejor resultado del curso, y también Lewis Hamilton, que se subió al cajón a pesar de haber arrancado la cita desde los talleres.

A media mañana, casi todo el paddock cruzaba los dedos para que la tormenta que figuraba en las previsiones se instalara al menos durante un rato encima de esta pista situada a las afueras de Budapest. Lo deseaban los espectadores, que están hasta la coronilla del repaso que está dando Mercedes, y la mayoría de las demás escuderías. Hasta Hamilton, obligado de nuevo a escalar, rezaba por ello. El cielo se rompió una hora antes de comenzar y con esos 10 minutos bastó para convertir aquello que presumiblemente iba a ser una procesión en fila en un delicioso correcalles que no se resolvió hasta el último resuello. En las 28 ediciones anteriores en Hungría, el coche de seguridad solo había salido en dos ocasiones en total (2006 y 2010) y solo ayer asomó otras dos. Esta victoria es la segunda que figura en el palmarés del corredor aussie después de la conseguida en Canadá y le ratifica a él como la única alternativa a las dos flechas de plata en cuestión de triunfos. A partir de un plan alternativo, Ricciardo consiguió llegar al momento decisivo en mejores condiciones que nadie. Su estrategia tomó cuerpo en base a sus tres visitas a los talleres y a dos adelantamientos en pista: uno sobre Hamilton a falta de tres vueltas para el final y otro sobre Alonso, un giro después, cuando el español ya circulaba con las gomas de su Ferrari hechas unos zorros. Una táctica muy bien pensada y estupendamente ejecutada que le permite volver a pintarle la cara a Sebastian Vettel (sexto), que ya no sabe qué hacer para darle la vuelta al calvario que atraviesa. El tetracampeón no se aclara con estos coches que tanto le gustan a su vecino, recién llegado a Red Bull y que de ahora en adelante deberá enfrentarse a un nuevo escenario. Aunque la distancia entre ambos sea considerable (43 puntos), Mark Webber ya había puesto en apuros al alemán en otras campañas, por más que después no supiera administrar su ventaja y Baby Shumi terminara cazándolo.

"Daniel está liderando el equipo campeón y haciendo un trabajo fantástico. Quiero felicitarle por lo que ha hecho hoy y por el campeonato en general. Seguro que batallaré muchas veces con él en los próximos años", le piropeó Fernando Alonso, que ya se las tuvo tiesas con la nueva joya de la marca energética la semana pasada, en Hockenheim. "No es solo uno de los tíos más simpáticos del paddock sino también uno de los más rápidos", le elogió Hamilton.

A Ricciardo le sale todo lo que intenta para dicha de la tropa de Milton Keynes, que alucina con él y se rinde a sus pies, tanto por lo que hace cuando se sube al coche como por cómo les trata cuando se baja de él. En un campeonato que atraviesa una de las etapas más confusas de su historia no hay mejor carta de presentación que una sonrisa tan contagiosa como la suya. Solo queda esperar que no se la borre nadie.

Categories: Deportes

“Lograré pocos podios”

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 16:19

Es por días como el de ayer que en Ferrari andan como locos detrás de Fernando Alonso para que renueve su contrato, que expira a finales de 2016. Subido en un “coche de mierda”, según la definición que hace poco dio el legendario Niki Lauda, el asturiano se sacó del sombrero otro de esos domingos para enmarcar, una actuación que valida la tesis de la mayoría de sus rivales, que coinciden en señalarle como la referencia de la parrilla aunque su palmarés no sea tan rimbombante como el de otros.

Si Daniel Ricciardo pasea su refulgente sonrisa allá donde va, Alonso sacó los dientes en Hungaroring, uno de sus circuitos fetiche, escenario en el que logró su primera victoria en la F-1 (2003) y donde, probablemente, hizo la mejor carrera de su vida (2006). En aquella ocasión arrancó el 15º y en la primera vuelta, bajo una cortina de agua de mil demonios, se zampó a nueve coches antes de asumir la batuta en el 18º giro y de que una tuerca mal puesta en una de las ruedas de su Renault saliera rodando y le dejara tirado y sin poder creérselo. Dadas las circunstancias actuales, poco menos valor que aquello tiene la segunda posición de este domingo, un resultado que excede de largo el potencial de su coche en condiciones normales.

“Es difícil pensar en podios este año con las limitaciones que nos encontramos. Necesitamos una carrera un poco loca, algo que mueva el orden natural. Nos hemos arriesgado y hemos aprovechado las oportunidades que se nos han presentado”, resumió Alonso nada más bajarse del F14T, un bólido que, en boca de James Allison, director técnico de la Scuderia, presenta carencias en varios aspectos fundamentales: “nos falta potencia, carga aerodinámica y el consumo es demasiado alto”.

En Maranello están haciendo virguerías para tratar de convencer al español de que no tiene mejor opción que seguir vestido de rojo. Él, que lleva en esto mucho tiempo, ha presenciado infinidad de presentaciones de proyectos teóricamente ganadores que con el paso de los meses lo son cada vez menos. Mientras piensa qué hacer con su futuro, ahora se irá de vacaciones con un botín sorprendente y sudado en la misma medida.

El baile del Gran Premio de Hungría motivado por las irrupciones del coche de seguridad le situó liderando un desfile de tiburones con los colmillos afilados como espadas, conduciendo monoplazas más rápidos calzados con gomas más frescas. Y allí aguantó hasta que pudo, colocando el coche aquí y apoyándose allí para tapar cualquier rendija por la que las fieras pudieran colarse. Y pudo con todas menos una.

“A falta de 10 vueltas dudamos si parar y asegurar el podio o seguir hasta el final y pelear por la victoria. Decidimos bien, nos quedamos fuera, me defendí como pude y aquí está la segunda posición que en estos momentos sabe igual que una victoria”, añadió el bicampeón de 2005 y 2006 en su análisis de la carrera en Hungaroring. “Es uno de los pocos podios que vamos a lograr este año, por eso toca disfrutarlo antes de irnos de vacaciones”, resolvió Alonso, que volvió a superar a su compañero de escudería (Raikkonen terminó el sexto) y que es el único que hasta ahora ha puntuado en todas las paradas del calendario.

Categories: Deportes

Mercedes apaga el fuego con gasolina

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 16:19

Antes de llegar a Hungría nos enteramos del accidente de bicicleta que había sufrido esta misma semana parte del equipo Mercedes con su director, Toto Wolff, a la cabeza. Fue durante una de esas jornadas que las empresas organizan para fomentar el sentimiento de pertenencia de sus miembros, para que estrechen lazos entre ellos y, en definitiva, para que todo eso se vea reflejado en un aumento de rendimiento individual y colectivo. Es aquello conocido como team bilding, un término muy apropiado en este caso porque Wolff y los demás integrantes de la excursión terminaron en una montonera que dejó como resultado un parte de lesiones de lo más extenso. Al margen del jefe, que sufre varias fracturas en el brazo, uno de los peor parados fue Jock Clear, ingeniero de Lewis Hamilton. Si quiero destacar que Clear formara parte de la salida en bici es para aquellos que pueden llegar a pensar que Mercedes perjudica a Hamilton a propósito, aunque al mismo tiempo también creo que esta vez no manejaron la carrera de la mejor manera.

Estoy convencido de que los miembros de Mercedes están muy tocados por la cantidad de desgracias que se han acumulado últimamente en el monoplaza de Hamilton. En Alemania, el sábado de la semana pasada, uno de los discos de freno de su monoplaza reventó durante la cronometrada y le obligó a arrancar el 20º al día siguiente. Siete días más tarde, ya en Hungría, su prototipo comenzó a arder por culpa de una fuga de gasolina, según informó la escudería, y también quedó perdido en las catacumbas de la parrilla. Cuando eso ocurre y la calamidad se centra solo en una parte del taller, el mal rollo se apodera de todo el garaje porque da pie a los malpensados. En este caso, la situación todavía es más delicada porque Rosberg es alemán, lo mismo que Mercedes, y eso siempre despierta suspicacias cuando el compañero, o sea el principal rival, no lo es. Este caso me recuerda a lo vivido los últimos con la anterior pareja de Red Bull, un Vettel en estado de gracia y un Webber al que parecían haber echado un mal de ojo. Seré de los pocos que piensa así, pero será muy difícil convencerme de que Red Bull le hacía jugarretas al australiano.

Para Hamilton, igual que en su día le ocurrió a Webber, tiene que se horrible ver cómo tu coche es el más rápido pero no deja de comprometerte. Precisamente por eso, lo que no puedes hacer como equipo es darle argumentos para que piense mal, y eso es exactamente lo que hicieron ayer en Mercedes, seguro que involuntariamente, cuando le pidieron que se dejara adelantar por Nico. Fue como intentar apagar el fuego con gasolina. Aunque pueda entender que en ese momento los ingenieros no pensasen que los dos iban a jugarse el podio en las últimas vueltas, si hay algo que Hamilton no necesita ahora mismo es que le sirvan en bandeja una coartada que le permita denunciar veladamente un supuesto favoritismo de su escudería hacia Rosberg.

Categories: Deportes

El racismo rebrota en el ‘calcio’

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 16:19

La selección italiana se presentó en el Mundial de Brasil con una elegante propuesta futbolística armada con tiento durante años por Cesare Prandelli, pero tras el batacazo de su eliminación en la primera fase del torneo se desmoronaron todas las estructuras. El seleccionador presentó su dimisión irrevocable y reveló en su presentación como técnico del Galatasaray que había recibido “cartas amenazantes”. El presidente de la Federación, Giancarlo Abete, le acompañó en su salida tras siete años en el cargo.

Se abrieron entonces la carrera por la poltrona federativa y el debate por el nuevo rumbo que debía tomar el calcio. Para la pelea electoral, que se resolverá el 11 de agosto, el pulso se concentró entre el veterano candidato oficialista, Carlo Tavecchio, de 71 años, —que pronto recibió el apoyo expreso de 18 de los 20 equipos de la liga— y el exfutbolista y vicepresidente desde 2007, Demetrio Albertini, de 42 años —con el único respaldo de Roma y Juventus—. Mientras, el dilema futbolístico derivó hacia la masiva presencia de jugadores extranjeros en la Serie A que, según los opinólogos, frenaban la progresión de los talentos italianos, en contra de otros campeonatos más restrictivos con los extracomunitarios como la Premier inglesa. “Inglaterra valora si los futbolistas que llegan al país cumplen con la profesionalidad y el currículum para dejarlos jugar. Aquí, en cambio, llega un cualquiera que hasta ayer comía plátanos, y le ponemos de titular en el Lazio”, espetó Tavecchio, presidente de la Liga Diletantes (equivalente a la Regional española) desde 1999, en un acto público.

No tardaron en llegar las reacciones de repulsa contra las palabras racistas de Tavecchio. El primer ministro italiano, Matteo Renzi, las tildó de “incalificables”; Damiano Tommasi, presidente de la Asociación de Futbolistas, reconoció estar “desconcertado y avergonzado”; mientras que Cécile Kyenge, exministra para la integración las calificó “como piedras que pueden causar episodios de violencia verbal y física”. “El caso de Tavecchio no debe debatirse: su candidatura simplemente no puede ser tomada en consideración”, subrayó por su parte la vicesecretaria del Partido Demócrata, Debora Serracchiani.

En los últimos años, el fútbol italiano se ha visto salpicado reiteradamente por episodios racistas y ni siquiera en la concentración de la selección en Florencia antes del Mundial su delantero, Mario Balotelli, se libró de los insultos. “Negro de mierda”, le gritaron al jugador, nacido en Palermo, aunque de padres procedentes de Ghana, y adoptado por una familia italiana. Los milanistas Kevin-Prince Boateng y Sulley Muntari ya recibieron también gritos simiescos durante un partido de la pasada Liga. Además, en el Atalanta-Milan se produjo un lanzamiento masivo de plátanos como efecto contagio producido después de que en El Madrigal, un seguidor del Villarreal echara un plátano junto al córner cuando iba a sacar de esquina Dani Alves, lateral derecho del Barça, que se comió la fruta y convirtió el gesto en un símbolo mundial contra el racismo.

“No sé si mencioné la palabra plátano. Si alguien ha interpretado mi intervención como ofensiva, pido disculpas”, dijo Tavecchio en su amago de disculpa. En las redes sociales miles de mensajes piden la retirada de su candidatura.

Categories: Deportes

La sub-18 femenina de baloncesto, bronce europeo

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 16:19

La selección española sub-18 de baloncesto femenino se colgó ayer la medalla de bronce tras vencer a Serbia (69-74) en la final de consolación del Campeonato de Europa de Matosinhos, Portugal.

El partido corrió igualado hasta los compases finales, con el casillero empatado a 52 en el último cuarto. Las españolas subieron entonces el ritmo y se marcharon en el marcador gracias a tres triples consecutivos en menos de dos minutos a cargo de Salvadores, Calvo y Cazorla. Las serbias lograron empatar, pero otra canasta de Salvadores (18 puntos, 7 rebotes, 1 asistencia) puso a la selección en ventaja a falta de un minuto, renta que la selección balcánica no lograría remontar. Aleksandra Crvendakic, con 24 puntos, fue la mejor jugadora rival.

España, que defendía el título conquistado hace un año en Croacia, suma así su cuarto metal tras las platas cosechadas en el Mundial sub-17 femenino y en los Europeos sub-20 masculino y sub-20 femenino.

Categories: Deportes

Furor web por aviso de Futre sobre impotencia

Futbol en ESPN - Sun, 2014-07-27 15:16
LISBOA -- Un vídeo protagonizado por el ex futbolista portugués Paulo Futre en el que promociona un producto para aumentar la libido se convirtió en un éxito en las redes sociales tras conocerse que no será emitido por televisión. En menos de 72 horas el vídeo acumula más de 172.000 reproducciones en el canal "Youtube", y en la propia página personal de Futre en "Facebook" ya son más de un millar de personas que dieron al botón de "me gusta". En las imágenes se ve al antiguo...
Categories: Deportes, Sólo Futbol

Cristiano completó su primera sesión de la pretemporada

Fútbol en As - Sun, 2014-07-27 14:33
El futbolista portugués se incorporó más tarde al entrenamiento del domingo. Está siguiendo un plan especial para adquirir el tono físico adecuado.
Categories: Deportes, Sólo Futbol

18 de julio: paga y Tour de Bahamontes

Titulares de Deportes de El País - Sun, 2014-07-27 13:17
La historia de la victoria del 'Águila de Toledo' en la ronda gala de 1959, en la que se convenció a sí mismo de que podía ganar frente al francés Anquetil
Categories: Deportes

Pages

Subscribe to CIVILA aggregator - Deportes
contact